miércoles, 4 de mayo de 2016










 

"El viernes 22 de abril de 2016 salimos de Almendralejo sobre las 16,30 h.   después de un largo viaje en coche y tras recorrer más de 550 km. Llegamos a Rabanal del camino sobre las 22 h., nos presentamos en el albergue de Nuestra  Señora del Pilar, y rápidamente nos fuimos a cenar, solo encontramos un sitio abierto, La posada de Gaspar,  comimos pizzas, tortilla de patatas y fiambres del Bierzo, entre ellos un rico chorizo de vaca  que estaba exquisito,  como siempre fue agradable y con tonos de buen humor, seguidamente nos fuimos a descansar.

El día 23 sobre las 8,3 h. comenzamos la etapa, se preveía dura y así fue, en el alto de la cruz del fierro 1500 m. de altitud encontramos las primeras lluvias, el agua caía muy fría, después de hacernos unas fotografías y refugiarnos de la lluvia , continuamos la etapa por los montes de León y antes del llegar al Acebo de San Miguel, nos arreció una lluvia y granizo que nos recordó que el camino a veces es muy duro. Superamos ese momento con unos vinos y bocadillos que nos hicieron entrar en calor. Continuamos el camino buscando ahora con un tiempo primaveral, a veces sol y a veces nublado con lluvias, a eso de las 16,30 h. llegamos a Molina Seca, población que reconocimos rápidamente por su puente de cuando estuvimos a las Medulas el año anterior. Comimos en el mismo restaurante “Puente romano”, después de degustar unas carnes muy rica emprendimos viaje a Ponferrada, este tramo se nos hizo muy largo: Llegamos a las 20 h. muy cansados. Por la noche fuimos a cenar y seguidamente a dormir.

El día 24 comenzamos la etapa de desde el castillo de los templarios, tomamos como referencia el margen derecho del rio Sil, que iba al límite de su cauce, paramos a tomar el segundo desayuno en Camponaraya, después del desayuno nos aprovisionamos de cecina, salimos del pueblo y después de dos horas más, llegamos a las proximidades de Cacabelos, sentados en la hierba de un merendero  situado  frente a las instalaciones del Consejo Regulador de la Denominación de Origen de productos del Bierzo,  nos comimos la cecina con pan de León y vino de Almendralejo.

Con el estómago lleno y  buen humor procedimos a bautizar a Joaquina que desde este momento queda nombrada peregrina mayor.

Continuamos el camino y al entrar en Cacabelos vimos un ambiente excepcional, la gente tomando pulpo con una pinta exquisita, nosotros con los dientes largos y con muchas dudas si parar o no, al final no paramos y nos acordamos todo el camino del dichoso pulpo, que para más Inri, cuando llegamos a Villafranca del Bierzo Inés se dirigió a una pareja de la Guardia Civil y le preguntó dónde se comía buen pulpo a lo que contestaron que eso en Cacabelos, ¡vaya por Dios!

Comimos muy bien y muy a gusto en la plaza de Villafranca del Bierzo, posteriormente un taxi nos llevó a Ponferrada y  desde allí partimos hacia Almendralejo que llegamos pasada las 12 de la noche."

Esta ha sido la crónica de esta ruta narrada por uno de nuestros mejores caminantes, Julián Romero.

Esperando ya para realizar la próxima.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada